SIGLO XX

Podemos saber como era el ayuntamiento de Piñor a inicios del siglo XX gracias a"Geografía de él Reino de Galicia"(1930) de Vicente Riesgo. Segundo esta obra Piñor contaba con nueve escuelas repartidas de este modo: la Canda y Albarona contaban con dos escuelas respectivamente, mientras que en el Reino, Torguedo, Sobrado, Coiras y Torrecela contaban cadauna con escuela mixta.

 

La economía del ayuntamiento seguía siendo agrícola y gandera principalmente. La industria estaba representada principalmente por una fábrica de muebles en Loeda, varios aserraderos al largo de la carretera de Santiago, 10 fábricas de curtidos repartidas entre las localidades de Porto do Souto, Piñor, Lousado y O Reino; y finalmente la fábrica de papel de Lousado dedicada a producir papel de filtro de gran calidad lo cual se destinaba la exportación. Estas actividades económicas complementábanse con una feria que se celebraba el día 5 de cada mes en Arenteiro.

Posteriormente el"Diccionario geográfico de España"de 1960 destaca también la existencia de 158 colmenas repartidas por todo el municipio además de 5 granjas avícolas. la mineiria también estaba presente pues había diversas canteras de piedra. En cuanto a la industria se citan 12 fábricas de curtidos, 5 de ataudes, unos 74 molinos (50 de ellos tipo familiar) y por supuesto la fábrica de papel de Lousado. A pesar de todo este tejido industrial esta obra destaca la existencia de emigración a Argentina, Brasil y Venezuela.

 

Algo que va a caracterizar al ayuntamiento en el siglo XX es el descenso masivo de población desde comienzos del siglo incluso hasta la actualidad que llegó a mermar la población desde los casi 4000 habitantes hasta los 1500 actuales. Las razones que se barajaron para este fenómeno fueron: la emigración, la alta tasa de mortalidad y la marcha de la gente hacia otros ayuntamientos como O Carballiño y Ourense.

Compre mencionar en esta siglo a un personaje ilustre como fue la pintora Carmen Legísima, nada en el Pazo de Lousado en 1904 y difunta en Vigo en 1980. Según la"Gran Enciclopedia Gallega"su aficción por la pintura se inició ya desde pequeña pues pronto tendría ya sus primeros cuadros. Ya de mayor conseguiría diversos premios: en la"Exposición Nacional de Bellas Artes"en 1943 y la medalla del"Salon de Otoño"de Madrid en 1948. Entre 1945 y 1962 expuso su obra en diversas exposiciones colectivas en Londres, Lisboa, Roma y Madrid consiguiendo una gran fama. Bodegones, retratros, temas religiosos, flores y paisajes constituyen la temática de sus cuadros que se guardan en su casa de Vigo y en el Pazo de Lousado. Fuera del ámbito familiar, un cuadro es propiedad de la "Caja de ahorros Municipal de Vigo", otro se encuentra en el "Museo de Arte Contemporáneo" de Madrid y otro más está en una colección particular en Ourense.